SEMINARIOS

Describir un curso se me antoja algo tan resbaladizo como untar la tostada con mantequilla, pues son muchos los componentes que aderezan la receta (por ejemplo: los alumnos, que cada uno es de su padre y de su madre; el espacio donde tendrá lugar el curso; el bar de la esquina que pone el desayuno en la pausa matutina…) pero intentaremos ceñirnos a lo estrictamente académico, para que os hagáis una idea de en qué estáis invirtiendo vuestro dinero y vuestro tiempo.
Sin más preámbulos, vamos allá:

Seminarios del primer año académico:

Sólo con el paso de los años, y la perspectiva que éstos te confieren (ya sabéis, lo de «poder mirar atrás» y todo ese galimatías existencial al que llaman «experiencia»), me he dado cuenta de la importancia de este impresionante seminario de apertura del curso.
La Teoría Energética de la familia Pialoux tiene la sencillez salvaje de un campo de margaritas, la claridad de una mañana de verano, la certeza sólida de la roca desnuda de los picos más elevados.
El trabajo se ha hecho concienzudamente, sin dejar cabos sueltos.
Los puntos de acupuntura quedan encuadrados en un sistema acabado, unidireccional, sin pérdida, alejado de las recetas y de la oscuridad mística de las traducciones de los textos antiguos.
Y es esto que se enseña en el primer seminario: a vislumbrar una verdad de una sencillez pasmosa, a reconocer una metodología genial en cualquiera de los pasos a caminar.
Pero no todo será teoría, pues se abordará el diagnóstico pulsológico del Primer Nivel Energético, constituido por los Recalentadores y los Fogones. Se enseñará a identificar las alteraciones en el calibre y raíz arterial para abordar la punción de los puntos de control de este primer piso, así como su sintomatología más común. Y si no habéis entendido nada de lo explicado aquí, sólo deciros que no os preocupéis: tenéis un seminario de 25 horas para escucharlo… y el resto de vuestras vidas para entenderlo, asimilarlo, integrarlo dentro, tan profundo, que si se hunde más, sale por el otro lado.

Inauguramos el primero de los tres seminarios dedicados al Tiempo en Acupuntura. En este caso al Tiempo Cuantitativo, el aspecto del mismo que podemos medir fácilmente con un reloj, y que en el cuerpo se manifiesta gracias a los ritmos biológicos, a ese ritmo que hemos decidido apellidar de forma tan rara: Circadiano.
Veremos cómo los Chinos ya sabían, hace miles de años, cómo se manifestaba la energía según un horario, y la manera de diagnosticar y tratar un síntoma que se repetía a la misma hora, todos, todos los días. Regularemos, gracias a los Puntos Lo, los ritmos circadianos del cuerpo, identificando gracias al pulso qué función (o funciones) energética es la que debemos reparar con la punción.
Y por si os parecía poco, también nos adentraremos en el precioso (y «maravilloso», por supuesto) mundo de la Función Central y los Vasos Curiosos, eje de toda la práctica del curso Pialoux. Hablaremos de simbolismo, de arquetipos, de fuerzas de la naturaleza, de un saber que está más allá del Tiempo y del Espacio…en fin, de esas cosillas con las que los profes nos ponemos en plan Maestros y Sabios mientras nuestras mujeres no nos ven para reirse de nosotros.
En definitiva: un seminario de lujo, que para continuar no está nada, nada mal. Ea!

Bueno, por si no os habéis dado todavía cuenta, aquí la palabra clave (es lo único que recuerdo de mi breve incursión por la redacción de artículos científicos) es CALIDAD.
Porque si el seminario anterior es un lujo, este seminario es calidad…de 24 kilates, de ahí palante. Porque ahora entramos en el aspecto más sutil del Tiempo, ese del que nos informan después del Telediario (alguien sigue viendo eso?…XD…) y que no se puede medir con precisión, sino con predicción: hablamos en este caso del Tiempo Climático.
Porque los Chinos ya sabían hace miles de años (uno dice «Chino» y después «miles de años» y se puede quedar tan pancho, que nadie te va a contradecir) que los cambios de tiempo provocan una respuesta adaptativa por parte del cuerpo. Y que si esta respuesta no está a la altura de las circunstancias, pues aparece el síntoma con una «calidad climática determinada», con un «tiempo» específico. Esta evidencia que cualquiera puede sentir «en sus carnes» y a la que la medicina convencional no encuentra evidencia, es el punto de partida para la introducción de los 66 puntos «SU ANTIGUOS», que ayudarán a que baroreceptores y propioceptores de la piel y articulaciones normalicen su actividad eléctrica, y así la rodilla deje de doler cuando va a llover, o la cabeza no se te ponga como un bombo cuando salta el Levante.
Se explicará también en este tercer seminario los mecanismos de generación y control de la Energía gracias al famoso Ciclo Tcheng y el Circuito Ko (y si tú nunca has oído hablar de ellos, tampoco pasa nada…si finalmente te apuntas al curso, desde este momento te los encontrarás a cada momento, en tu mente y en tu cabeza, dando vueltas y más vueltas sin parar, hasta que logres comprenderlos y asimilarlos). Y una vez más, y fardando sin contemplaciones, tendremos la aplicación práctica de todo este juego y movimiento energético, gracias al diagnóstico pulsológico de la calidad arterial. Y esto, señor@s no existe en ningún curso de acupuntura de este mundo, así de claro, sólo en el de Mr. Pialoux.
Hace tiempo que esta práctica se abandonó por parte de las escuelas de acupuntura, y es una auténtica lástima, pues es perderse toda la sutileza de un arte diagnóstico insistituible. Nosotros, sin embargo, desde nuestro curso, lo convertimos en insignia, en estandarte al que seguir en el cruento campo de batalla de la clínica funcional.
Y por último hablaremos, diagnosticaremos y pincharemos (os acordáis que esto va de acupuntura, no?) los Puntos Penn, que dan a TODO EL PULSO, la calidad climática de la ESTACIÓN en curso.
En definitiva: seminario para volverse un poco loco, para comparar pulsos unos con otros, para empezar a descubrir las diferencias en tensión, dureza, volumen, para empezar a convertirnos en auténticos chinos, o en auténticos franceses que se disfrazan de chinos…bueno, yo qué sé.

Tercer y último seminario del bloque Tiempo. Aquí se describirán todos los puntos Su que ayudarán a la persona a adaptarse a los diferentes cambios climáticos, así como todas las combinaciones pulsológicas que los reclaman.
Aprenderemos a diagnosticar las 5 capas del calibre arterial, y veremos y comprobaremos que NO es tan difícil como nos lo quieren vender.
En el seminario anterior se asientan las bases de todo el juego pulsológico.
En este seminario lo que toca es jugar.
Y a eso nos dedicaremos: a tocar, a pulsar, a sentir, a razonar, a elegir, a pinchar, a comprobar. Una y otra vez, una y otra vez. Hasta que os hormigueen los dedos de las manos, hasta que ya no sepáis ni cómo os llamáis, hasta que sólo seáis un corazón latiendo y escuchando a otro corazón latiendo y cantando.
Y lo haremos así porque en esta promoción (y en todas las que vengan detrás) vamos a apostar por seminarios eminentemente prácticos, para que cuando lleguéis a vuestras consultas lo podáis compartir con vuestros pacientes desde el primer momento, sin dudas, sin reservas, para darle a vuestro tratamiento una conciencia sutil y global.
Lo de los nombres raros (lo del Ting, Young y todo eso) lo dejaremos «pal» seminario, que aquí estamos «pa» otra cosa.
Y acabada la dimensión Tiempo, nos iremos a la del Espacio, como no podía ser de otra manera, verdad?!!

Toca irse de viaje con el Emperador Amarillo, hacia los 4 rincones de la China, para comprender que el Espacio, en esta Filosofía Pretérita, quedará definido por el número… 5!!! Sí, habéis leído bien, pero no lo repito, que el numerito tiene una buena rima. Os imagináis el emoticono del pasmo y váis que chutáis.
Jugaremos también a EMBLEMAR, que es un juego realmente divertido y donde tendremos que «pensar como los chin@s». Para emblemar, hay que mirar al mundo con ojos analógicos, que es esa forma de ver el Mundo que La Ciencia (o mejor digamos, los cientificistas) desprecia por falaz, inexacta y subjetiva.
Y sin embargo: te quiero.
Y sin embargo la construcción de toda la sociedad de la antigua China se basa en esta capacidad de nuestro cerebro de clasificar el Universo por lo que se parece, no por lo que se diferencia. Una sociedad que es responsable del primer texto médico de la Humanidad, que plantea toda una Filosofía Existencial en unos pocos poemas, capaz de abstraer el Mundo Manifestado en dos trazos de lápiz. La misma sociedad que ahora quiere olvidar su legado a golpes agigantados de occidentalismo, objetivismo y materialismo absurdo.
Y después de esta breve excursión por las ramas, pues me queda deciros que El Espacio supone introducir a la Función Interna, a Las Estaciones, a Los Órganos y Las Vísceras, a los Puntos Mo/IU Superficiales, a la Raíz del Pulso, a los Decalajes, al diagnóstico del Color de la Cara… en fin, cositas con las que aliñar nuestra riquísima ensalada con puntos, tomas pulsológicas y la adaptación del individuo al Cuadrado Terrenal que le Circunda.
En definitiva: BRUTAL.

Bueno, seminario para hacer una «paradiña» y afianzar todo lo que se ha hecho hasta ahora. Es decir: seminario eminentemente práctico, pues únicamente se introducirán los Puntos Mo/Iu profundos y su diagnóstico pulsológico, así como la clínica de los mismos, el Cálculo de las Estaciones, la Quinta Estación, las Influencias Celestes y Terrestres del Año Energético, los Pulsos Reveladores… olvidaros de lo dicho: A Muerte de Nuevo. O como dirían en mi pueblo: AJESHOOOO!!!!! (Intraducible…pero seguro que con vuestra mente analógica sabéis lo que queremos decir).

Probablemente la diferencia filosófica fundamental entre la Medicina Occidental y Oriental sea que la primera considera al individuo de forma dual (cuerpo por un lado, y espíritu por otro) y la última de forma unitaria (cuerpo y espíritu son inseparables).
Atendiendo a esta visión unitaria, es necesario abarcar el aspecto psíquico del individuo en nuestra formación, y es por esto mismo que dedicaremos un seminario entero a describir las cualidades psíquicas de Órganos y Vísceras (también conocidas como Entidades Viscerales), los puntos psíquicos de Función Interna que las armonizan (Puntos Globales de Control de las Entidades Viscerales y Puntos Mo/IU tanto superficiales como profundos psíquicos) y el signo pulsológico que los delata.
Es decir, que a estas alturas del curso tendréis herramientas para abordar indistintamente el aspecto físico o psíquico de vuestro paciente. Es así que podremos aspirar a una Globalidad Real, gracias (una vez más) a la arteria radial.
Se describirán con detalle las 5 Emociones (ROUN), las 5 Espiritualidades (TCHENN), las 5 Conciencias (YI), los 5 Instintos (PROU), y los 5 Egos (TCHRE), completando de esta manera todas las posibilidades psíquicas con las que se manifiesta el «KI».
Bueno, pues ustedes me diréis si está o no bien chulo el seminario.
Y con este tercer acto dedicado al Espacio (Psíquico esta vez), finalizamos lo que podría llamarse la Acupuntura Clásica…la que todo acupuntor debería conocer.
Lo que viene a continuación (el curso académico siguiente), en realidad no sabemos si es Acupuntura Actual o Arcaica… lo que sí puedo deciros es que es Única, pues compila todo el trabajo de investigación de nuestro amigo y vecino «sans frontieres» Marc Pialoux. Es la Acupuntura del Silencio, del Vacío…la «Liquid Acupunture»… la de los Vasos Maravillosos y Curiosos, la No Intervencionista, la Taoista… me paro ya que me embalo… pero creo que se entiende que es la que me flipa.

Dedicar un seminario entero a examinar a los alumnos no es plato de buen gusto para nadie, pero la experiencia con anteriores promociones nos ha enseñado a que es la única manera de asegurar que el alumno estudie.
Así de triste es la cosa.
Y mira que académicamente el curso tiene la misma validez que un cupón de 4 cifras, pero eso a nosotros (al profesorado) nos da mucho por igual. Queremos que los alumnos que salgan de aquí en adelante demuestren que han asimilado la materia y que son capaces de ponerla en práctica.
Habrá un examen teórico y otro práctico, como es de suponer. Y habrá que aprobarlos los dos independientemente para superar el año académico (también de Perogrullo).
Ya aviso que no tenemos ningún interés especial en putear a nadie, pues lo único que pretendemos es evitar el «fracaso» de otros muchos años, cuando de 20 personas, si salían tres o cuatro poniendo regularmente agujas, te podías dar con un buen canto en los dientes. Y esto no puede ni debe volver a pasar, pues para los que enseñamos es el signo inequívoco de que algo hemos hecho mal: no hemos sabido llegar, no hemos sido capaces de transmitir, de inculcar…a pesar de todo el esfuerzo, a pesar de todo el arduo trabajo en componer apuntes, power points, preparar seminarios y responder dudas por Facebook.
Sí, a pesar de toda nuestra buena predisposición, de haber sembrado con esfuerzo e ilusión, hemos recogido una cosecha ridícula.
Hemos jugado a que todos somos adultos y responsables, que no hacía falta ningún tipo de evaluación, y nos ha salido el tiro por la culata para acabar con nuestra candidez.
Así que señor@s: examen que te crió, a estudiar, practicar y a recoger una buena cosecha… y si puede ser, con excedentes.
Ojalá.

Seminarios del segundo año académico:

Y mientras las conciencias se deciden si ser capitalistas o comunistas, del Betis (ole) o Sevilla (caca), científicas o empiristas… mientras la dualidad se preocupa por encontrar un enemigo que dé sentido a su lucha, el Tai Ki aguarda.
Mientras el ruido se hace ensordecedor, y los puños se alzan con fuerza, el Tao permanece.
Mientras que el Tiempo sigue abusando del Espacio… el WU queda.
Y mientras los Meridianos y los Elementos siguen los destinos del Cielo y la Tierra, los Curiosos contemplan…
Y hasta aquí la poesía Taoista de hoy.
Perdonad, pero a veces me sale la vena filósofo-creativa y me creo primo tercero por parte de madre de Lao Tse.
Nuevo Año Académico y Nueva Historia. La Historia de los Pialoux. Toca disfrutar de su herencia y trabajo.
Empezando por el estudio del I-KINH.
Y si en el curso anterior tuvimos que emplear la analogía para sumergirnos en el pensamiento chino, aquí toca desnudarnos de toda inteligencia analítico-deductiva para abrazar el simbolismo y la abstracción más simple y hermética: El Trigrama.
Porque para explicar la Función Central, que son los Vasos Maravillosos, tendremos que emplear el conocimiento que No Nace y que No Muere, o si lo prefieren ustedes en lenguaje jüngiano, tendremos que valernos de los Arquetipos, de las memorias que todo alcanzan y germinan… No es lo antiguo… tampoco lo nuevo…es… lo que ES.
Sí, ya sé también a qué suena esto: «no me estoy enterando de un carajo». Y es que NO enterarse de un carajo, es el primer paso… pero dejemos este tema aquí, antes de sacar los canutos, que me conozco y ya nos perdemos «pa siempre».
En resumen: si el conocimiento en Occidente es llenar (y llenar y rellenar), en Oriente (aunque ya muchos no se acuerdan) es vaciar.
Y esa es, en definitiva, la terapéutica con la Función Central y los Vasos Maravillosos: vaciarlos para que la Energía pueda circular libremente hacia los Órganos/Vísceras (5 Elementos) y los Meridianos (6 Calidades del Cielo).
En 25 horas se explica todo esto mucho mejor….es decir, se dexplica todo esto mucho mejor, para que al final del seminario se te de la vuelta el cerebro y se pueda freir la tortilla por el otro lao.

Asentadas las bases del Razonamiento Chino y el estudio (incipiente, básico, iniciático) del I-Kinh, toca desplegar alas. El Dragón tiene que echar a volar.
Se describirá, gracias a los «Cuatrigramas», cómo los Vasos Maravillosos se proyectan sobre la Función Interna y Externa, es decir, el destino de cada uno de ellos en el mapa energético. Y siempre con la idea de «vaciar», de distribuir, de sugerir…porque si en nuestro primer año hemos movido a placer (obligado, insistido…forzado) la Energía hacía los Meridianos (con los
puntos Lo y Su Antiguos) y los Órganos y Vísceras (con los Mo/IU), aquí, con la Terapéutica Central, y la panorámica privilegiada desde el Cielo del Dragón, podremos invitar (proponer, indicar, señalar) a la conciencia (la del paciente y la nuestra) a tomar el camino más fácil, ese, en el que probablemente lo mejor que se pueda hacer es no hacer nada.
Siiiiiiii, ya sé, que esto empieza a parecerse a un jeroglífico o a un Koan Zen…que No entendéis nada de lo que aquí se está hablando….EXACTO.
Pero para las mentes que necesitan de lo concreto, deciros que habrá muchos puntos nuevos que describir, como por ejemplo, esos de la línea central del cuerpo… esos que están «EN TOL SENTRO»; mientras que otros puntos que ya conocéis, tendrán una nueva ubicación en el Mapa de la Energía (sí: hay puntos con el don de la ubicuidad…y tribicuidad también, pues actúan a diferentes niveles energéticos al mismo tiempo… son: los Superpuntos!).
Y después práctica, y práctica y práctica…qué más queréis??!!!

Aquí entramos de lleno en la noción de Terreno Energético. De nuevo, un trabajo impresionante del amigo Marc Pialoux, que nos permitirá determinar, gracias al diagnóstico temperamental, el Camino Energético de la persona.
Cada Vaso Maravilloso, cada Trigrama, encarna en una forma física en el Mundo Visible…y por tanto, encarna en un Morfotipo Humano.
Imaginaros a nuestro francés más querido, cuando comienza a intuir toda esta locura, intentando averiguar qué morfotipo correspondía a cada una de las fuerzas…quién sería Tchong Mai, o Dae Mai… o Ren Mai…?! Se ve que ha pasado toda su vida de los deportes televisados en general y del fútbol en particular.
Bueno, el caso es que aprenderemos en este seminario a interpretar el temperamento de cada uno de los alumnos, para así poderlo extrapolar, posteriormente, a las consultas… determinar el pasado y el futuro energético del paciente y la efectividad de la sesión realizada.
Al personal se le va un poco la olla con esto de los Temperamentos, porque a los espabilaos les da por creer que son capaces, de una sola mirada, de saberlo TODO acerca de la persona que tienen enfrente. Es mi obligación decepcionar a priori a todos los aspirantes a Aramises y Rappeles del Tai Ki, y anticiparles que, gracias a Dios, la Vida es imprevisible y el Ser Humano incognoscible , con lo que la aventura de Vivir es siempre única y diferente para todos.
Ahí queda eso. Advertidos quedáis.
El resto del seminario lo dedicaremos a coger pulso, a pinchar, y a interpretar la evolución del paciente a lo largo de la sesión gracias al Temperamento, a su Terreno Energético.
Pasada Total.

La experiencia con años anteriores (somos ya más viejos que Internet… y es verdad) nos ha enseñado que de vez en cuando hay que hacer una parada en el curso y recopilar lo visto hasta ahora.
Dar demasiada información termina por producir indigestión e incapacidad de asimilación. De ahí se llega muy pronto a la saturación y el abandono, y todos los etcéteras que ya hemos comentado.
Y por eso el Seminario 12: poquita teoría para terminar de dar las últimas puntadas (lo de los Puntos Cefálicos) y dar por acabada la regulación del cuerpo energético con las agujas.
Porque Marc Pialoux no sólo es acupuntor, sino también fisioterapeuta, y como ya os he dicho que pasa de Mbappé y de toda la parafernalia del Pan y Circo, ha dispuesto de mucho tiempo (y de mucha imaginación y de mucho trabajo de comprobación) para poder extrapolar todo el Universo Energético al Hueso y la Articulación…será a partir de la manipulación y no de la punción, que se armonizará el Cuerpo Sutil del paciente.
Pero todo esto se verá a partir del Seminario 13, claro está. En el 12 deberá quedar atado y bien atado todo el protocolo pulsológico para diagnóstico de los puntos de acupuntura, la memorización de los mismos y todos los niveles de funcionamiento de los Superpuntos.
Ahí es na.

Tenemos el grandísimo placer de introducir por primera vez en la formación este Seminario dedicado exclusivamente al «Toque Sutil», al desarrollo de una sensibilidad extrema al TACTO, al entrenamiento de la escucha total.
Puedo seguir un rato gordo así, diciendo mis chorraditas grandilocuentes de vendedor de crecepelos… pero a los que no habéis tenido aún el placer de sentir cómo el hueso se mueve y respira por sí mismo, anunciaros que puede ser un puto Antes y Después en vuestras mecánicas, manipuladas, estiradas y masajeadas vidas (profesionalmente hablando…y metafóricamente…también).
Y si hay una persona cualificada para esta titánica tarea de abrir vuestras mentes y vuestras manos en un solo fin de semana… si existe en este mundo dios un alma capaz de materializar el mundo invisible en visible con su sola presencia, si alguna vez hubo una Papisa…wooo, wooo, wooo… que membalo como una Rieju… en definitiva, que hemos hecho un fichaje estrella que ensombrece a todos los que haya hecho cualquier infame petroclub de fútbol…nuestro Norte Magnético: DOÑA LOLA TORO COLL.
A los que la conocéis, no seríais capaces de quitar una coma del párrafo anterior…a los que no la conocéis, mi más sincera enhorabuena, porque estáis a punto de presenciar un milagro que camina, respira (y supongo que hasta defeca…pero sólo lo supongo) y estará encantada de compartir lo inasible con todos vosotros.
Que de qué va el seminario?! Ni puta idea: ustedes dejadla obrar su magia…y alucinad!!!

Ahora que estoy en la tarea de describir cada paso del curso, me doy cuenta de lo difícil que es concentrar en varios párrafos toda la experiencia existencial que aboca a un descubrimiento, un conocimiento en concreto (mucho más teniendo en cuenta que el genio en cuestión no soy yo, que a lo máximo que he llegado es a constatar que no merece la pena hacerlo tú mismo, cuando ya existe el Hummus del Mercadona).
Los Candelabros son el resultado de un viaje por España (creo que «El Muchacho» llegó hasta Tarifa, si la memoria no me falla), un libro releído de Gitta Mallasz (La respuesta del Ángel), y por supuesto, de una mente imaginativa, creativa y con mono permanente de Trigramas, Mística y Símbolos. Y aunque no lo creáis, y habiendo sucedido esto en los inicios de la década de los ochenta, no hizo falta el consumo de sustancias psicotrópicas para que «se hiciera la luz».
Se llega a la Menorá (El Candelabro Judío) por necesidad y por inevitabilidad. Necesidad de conjugar dos mundos (Oriente y Occidente) en uno. Inevitabilidad porque partiendo del Tao, de la Unidad…todas las manifestaciones proceden de aquí, todas las historias proceden del mismo argumento.
Y sin embargo (lo del «tequiero» ya está muy visto) cada cultura, cada generación, cuenta el cuento de manera distinta, la enriquece a su manera, y se reinventa en una espiral infinita (si no que se lo pregunten a Disney, con su Maléfica y con su Cruella).
En resumen: el Candelabro posibilita otro orden de las 8 Fuerzas (o los 8 Trigramas, o los 8 Vasos Maravillosos), y por tanto permite vislumbrar otras relaciones que el I-Kinh no puede describir, dando lugar a un nuevo Universo Simbólico donde la articulación será el sustrato físico donde asiente la Conciencia.
Y como diría Mayra Gómez Kemp (millenials… visiten Google): «Hasta aquí puedo leer».
Si desean saber más…concursen! A lo mejor ganan hasta el apartamento en Torrevieja.

Ampliación del seminario anterior, recoge las últimas relaciones que Marc Pialoux establece entre las diferentes partes del cuerpo, siempre teniendo como eslabón de la cadena a la articulación, y en algunos casos en concreto, al mismo hueso.
El intento de «encadenar» la anatomía humana no es original del auvernés, aunque sí que parece auténticamente francés: ahí están las Cadenas Musculares de Busquets (y antes que él ya existía la Cadena Posterior de Mezières, o el polémico intento de continuidad, no exento de acusación de plagio, de Souchard con la R.P.G) o las Cadenas Energéticas de Poyet… para ser un país que aboga tanto por «La Liberté», no veas a sus fisioterapeutas si les gusta «apresar» al personal.
Si con Los Candelabros se cimienta la casa, aquí toca hacer…pues eso, todo lo que haya que hacer para que la casa sea habitable, que yo de arquitectura y albañilería no tengo ni la más remota idea, pero el símil es muy recurrido para hacer entender que las Cadenas Osteo-energéticas sí que saben de decoración y hogar.
El cuerpo queda interpretado a través de una red inextricable de huesos y articulaciones que obedecen a la encarnación de las Fuerzas Primigenias del Universo en el Humano. Y todo esto sin que « El Muchacho» se dé ninguna importancia…es pa quererlo o no?
Dispondremos de un mapa anatómico tan completo, detallado y relacionado, que ríete tú de las genealogías inacabables de Tolkien…o las de Julito Iglesias.
El alumno dispondrá, finalmente, de todos los elementos para que, según el caso, desbloquear el Cuerpo Energético con una aguja o con una manipulación (sutil, eso sí).
De lujo.

Se llega al final de la aventura… con su examen, por supuesto, teórico-práctico.
Pero antes, detenernos en una de las más originales aportaciones de Mr. P. al esquema energético, pues si hasta ahora únicamente los fisioterapeutas (ya lo hemos dicho, franceses) encadenaban a la materia, al cuerpo, al ESPACIO… gracias a Los Candelabros, Marc introduce en la ecuación al TIEMPO, encadenándolo también a la articulación y a la Conciencia.
Cada etapa vital del individu@ (sí, yo también me puedo unir a las modas genérico-ortográficas) quedará influenciada por una Fuerza, por un Vaso Maravilloso, por un tipo de Conciencia.
Dependiendo del Temperamento de la persona, el terapeuta podrá especular sobre los momentos energéticos más delicados del paciente, y que precisarán de mayor regulación. Es así que se puede hacer una auténtica Medicina Preventiva Vital.
Pedazo de epílogo, colega.
Terminada la formación, toca celebrarlo como Dios Manda. No va a ser todo estudiar y trabajar…que no?
Y a partir del día siguiente tendréis el resto de vuestras vidas para asimilar de verdad tanta VERDAD.
Deseandito estoy de empezar YA!

MATRÍCULA

PROFESORADO